Teletrabajo, cómo conciliar la vida laboral, personal y familiar

 In Apoyo en el dolor, Apoyo psicológico

El home office o teletrabajo, a primera vista, parece solo tener ventajas: adiós al tráfico vehicular y congestión en el transporte público, mayor flexibilidad horaria y aumento de la productividad. Sin embargo, también conlleva riesgos que, de no manejarse adecuadamente, pueden afectar el equilibrio entre la vida laboral, personal y familiar del trabajador: sedentarismo, reducción de las relaciones interpersonales y jornadas más extensas que las habituales.


Por todo lo anterior, te compartimos algunas recomendaciones para que le saques el máximo provecho a esta modalidad laboral:

  • Sé disciplinado e imponte una rutina con horarios y hábitos estrictos.
  • Aliméntate de manera nutritiva, en el mismo horario cada día e hidrata tu cuerpo.
  • Crea un espacio ordenado y cómodo desde el cual trabajar.
  • Separa las obligaciones laborales del ocio y desconéctate a determinada hora.
  • Disfruta el tiempo de ocio, luego realiza actividades que disfrutes, valora el instante.
  • Cuida tu higiene del sueño, respeta tus horarios de sueño y descanso.
  • Cuida, protege y nutre tus relaciones interpersonales.
  • Evita el sedentarismo. Cada cierto tiempo levántate y camina para estirar los músculos.
  • Habla con las personas con las que convives para que respeten tu espacio laboral.
  • Contacta a tus compañeros para evitar el aislamiento y facilitar el trabajo en equipo.
  • Para desconectarte efectivamente, realiza ejercicios de meditación, respiración consciente, atención plena, conéctate con el aquí y el ahora, disminuye pensamientos reiterativos y rumiantes, acerca de cosas que afecten tu tranquilidad.
  • Realiza una actividad sencilla diferente cada día, aprende algo nuevo, ejercita tu mente (juegos, lecturas, actividades y ejercicios de gimnasia mental), que favorezcan la neuroplasticidad.

Compártenos, ¿cómo ha sido tu experiencia trabajando desde casa?

Recent Posts

Leave a Comment

0